Archivo de la etiqueta: (2) MaFe dice…

¿Y qué pasa si soy Rambita?

Estándar

Mis papás han invertido muchas horas pensando en mí y en lo que me deparará el futuro. Se tomaron el tiempo en crear este blog como una memoria de lo que ellos, nuestra familia y los amigos, sentían mientras yo me desarrollaba. Han pensado en la manera en que me educarán para que yo sea lo que ellos quieren de mí. Incluso, sin proponérselo, ya me pusieron el apodo de “Rambito”, creyendo tal vez que yo seré hombre.

Pero, ¿Qué pasa si yo soy una mujercita?

A varios de sus amigos esa idea se les ha pasado por la cabeza, y  con toda razón: tengo 50 por ciento de posibilidades de que sea niño y las mismas posibilidades de que sea niña. Varias veces, según me cuenta mi papá, ha recibido correos de amigos que le preguntan: ¿Y qué pasa si es niña? Él, queriendo ser práctico como cree que lo es, les ha respondido que no hay ningún problema, que igual me va a recibir con mucho amor y cariño. Lo mismo dice mi mamá, aunque ella si está muy segura de que yo voy a venir con una sorpresita entre las piernas.

“Eso no lo puedo explicar pero yo lo siento así”, le dijo hace algunos días a mi padre mientras cenaban en un restaurante del distrito de Magdalena. Papá no quiso hacer comentario alguno sobre el tema porque conoce las habilidades intuitivas de mi madre. Y yo no les quise adelantar nada sobre mi sexo.

Así que tendrán que esperar otros dos meses más para saber si realmente seré niña o niño, y si seguirán llamándome Rambito en este mismo blog, o pensarán en cambiarme el apodo. Porque, definitivamente, si me llaman Rambita no los dejaré dormir en las noches.

Váyanse preparando pues.

Anuncios