Archivo de la categoría: (2) MaFe dice…

¡Gracias Mery!

Estándar

Mery y yo nos conocimos el 27 de enero de 2009.  Yo tenía poco más de tres meses y ella sería quien me cuidaría en casa de los tíos Pepe y Elva mientras mis papás trabajaban.

Mery me llevaba al parque a jugar con otros niños, me daba mi comida, jugaba conmigo.  Me regaló un perrito cantante y una muñeca que hoy la tengo destrozada de tanto jugar con ella. Mery se reía mucho conmigo y cuando lloraba ella me calmaba diciendo “¿Qué pasa chica?”

Gracias “Meye” por tu tiempo, tu paciencia y por cuidarme con mucho cariño.

MaFe

Gracias mamá por hacerme muy feliz

Estándar

Mafe a sus siete meses. Ya conoce la celda de su cuna

Mami, perdona que no te haya escrito antes pero es que mi crecimiento me ha desconcentrado un poco y con tanto descubrimiento a veces me olvido de todos los cariños que me haces. Tantos juguetes, tantos colores, tantas salidas me tienen un poco ocupada, pero eso no quiere decir que no te extrañe y que no me hagan falta tus caricias.

A veces puedo pasar ratos enteros buscando a Doki en la televisión, observando la mariposa de papel que está al lado de mi cuna, o jugando con el gato de color violeta que nos regaló mi tía Monique, pero siempre que te veo no puedo evitar soltar una sonrisa y añorar que me cargues por unos instantes.

Cuando despierto tantas veces en la madrugada no es porque quiera hacerte trasnochar, es que a veces el hambre me ataca en esta adolescencia temprana y entonces no puedo conciliar el sueño hasta no haber tomado mi buena dosis de leche. Aunque sé que dormiría más tranquila y feliz si estuviera en la camita contigo y con papá (o “baba” como yo le digo).

Pero hoy, más que unas disculpas, quiero escribirte para felicitarte por el Día de la Madre. Es nuestra primera celebración juntas, pues el año pasado yo era apenas algo más que un embrión. En cambio ahora soy una niña que ríe, que juega, grita y a veces llora, pero que, sobre todas las cosas, vive muy feliz. Y eso es gracias a tí, a tu inmenso amor y a la dedicación que me tienes. Por eso también celebro en esta fecha especial.

Gracias mamá por hacerme muy feliz.

Bienvenido Tyler Brooks

Estándar

Exactamente 5 meses después de mi nacimiento nació en EEUU Tyler Brooks (http://www.brooks-estela.blogspot.com/) un bebé hermoso,  hijo de Evelyn y Brian, amigos de mis papis.

Tyler: espero conocerte pronto y lo bueno de todo es que no tendremos problemas con el idioma, pues lloramos igual, pedimos la teta igual, y lo mejor es que nos unirá ¡¡¡¡¡Barney!!!!!

Felicitaciones y un beso para los nuevos papás 🙂

MaFe 

tylertyler2  

Mis dos meses

Estándar

dscn2173

Dos meses han transcurrido desde que llegué a este mundo, tan sólo dos meses y ya han sucedido muchas cosas en mi vida y la de mis papás. Les cuento que durante mis primeras semanas sólo dormía y comía cada tres horas…tenía a mis papás ansiosos y cansados, pues se estaban adaptando a una nueva rutina conmigo. Si lloraba no sabían si era por hambre, sueño o cólicos.  A veces mi mamá se estresaba porque quería alimentarme y yo no me llenaba, entonces las dos llorábamos, ella por estrés y yo por hambre. Y frases como: “¡Soy una mala madre!”, “¡no tengo suficiente leche!”  y “¡pobrecita mi hija!”, se escuchaban en la casa. Mientras mi papá se estresaba por las dos y lo único que podía hacer era pasearme por toda la casa a la 1:00 a.m.

Solía dormir mucho en el día y tenía el sueño ligero por la noche, despertaba a las 10:00 p.m., justo cuando mis papás se disponían a “descansar”, y no dormía hasta las 2:00 a.m. De esas noches de insomnio recibo el apelativo de “la lechuza”.lechucita2

Mi mami y yo nos entendimos a la hora de comer, se acabaron los llantos y las frustraciones, y aprendí a tomar la leche cada vez con más intensidad. Desde aquel día mi mami es más feliz. De esas opíparas comidas recibí el cariñoso apelativo de “the milk monster” una adaptación de “The cookie monster”. cookiemonster

Ahora ya abro los ojos, me gusta mirar a mi alrededor, escuchar música y las conversaciones de mis papás, sonreírle a mi mamá, coquetear con mi papá y balbucear.  Con decirles que mis papás hicieron fiesta cuando dije mi primer “agú”.    

En estos dos meses he asistido a muchos lugares: a la Reniec para sacar mi DNI, al trabajo de mi mami, a casa de familiares y amigos, a centros comerciales, al mercado, a la clínica para recibir mis chequeos médicos y mis vacunas; y he asistido a dos matrimonios.  Soy una chica con agenda apretada.  Precisamente, la semana pasada, me invitaron a una fiesta de navidad para los niños de la Universidad Católica, y dado que mi dieta sólo incluye leche, mis papás se sacrificaron y comieron algodón dulce, hot dog (perro caliente), por corn (crispetas) y la gaseosa que incluía la invitación.  El regalo sí fue para mí.

dscn21551dscn21401

También he recibido muchas visitas de amigos y familiares, mis tíos y primos llegaron desde Piura y EE.UU. a conocerme, y pronto visitaré a mis abuelitos, tíos y primos en Colombia.

dscn2171

Dos meses han transcurrido desde que llegué a este mundo y mis papás han aprendido a tener más paciencia, a relajarse con la vida, a disfrutar el amor inmenso e indescriptible de ser padres y a valorar más los espacios familiares.  Ahora ellos están convencidos de que el tiempo tiene un valor diferente, y lo que realmente importa es vivir intensamente cada instante.

dscn2162 dscn2167

!Bienvenidos tios!

Estándar

Pasaron diez años para que mis tios y primos volvieran de EE.UU. a Lima y, de paso, pudieran conocerme. El encuentro se produjo el jueves 28 de noviembre. Eduardo, Taty, Alessandra, Gonzalo y Rodrigo tocaron a la puerta mientras yo me alimentaba. !No importa, llegaron mis tios! Ahora todos disfrutamos estos días y aprovechamos su estadía. “Bienvenidos tios y gracias por los regalos”.  

dscn1644

Eduardo, Taty, Alessandra y MaFe comparten antes de ir a la casa de los otros tios a disfrutar de un delicioso seco de res.

dscn1647

Las dos primas se encontraron por primera vez.

dscn1650

MaFe duerme placidamete mientras los primos y Cris posan para la foto.

dscn1660

Esta foto no la podía dejar de lado. !Cómo! ¿Acaso no ven mi blusa?

Mis 35 semanas de vida

Estándar

¡Me estoy poniendo grande! Como un melón verde, dicen. Ya peso 2,3 kilos, como un paquete grande de azúcar y mido más de 46 centímetros desde mi cabeza hasta mis talones. Todavía sigo toda acurrucadita dentro de mi mami y estoy un poco apretada en su útero. Ya no floto como antes y no doy los saltos que antes daba. Pero el que tenga menos espacio no significa que me mueva menos: sigo dando pataditas con la misma frecuencia que lo hacía antes. Mi súper riñones están ahora completamente desarrollados y mi hígado también está comenzando a funcionar. En las próximas semanas me dedicaré a aumentar de peso.

Mami, hay que comer sanito, ya pronto nos veremos.

Con información de Babycenter http://espanol.babycenter.com/