Los dos añitos de MaFe

Estándar

La preparación de un cumpleaños infantil es cosa seria. No solo debes pensar en los pasabocas y la comida, sino también en la decoración, la torta, los regalos, las invitaciones y los invitados, y por supuesto la animación. En nada debes ahorrar esfuerzos. Y menos si se trata del cumpleaños de tu hija.

Pues bien, era el cumpleaños número dos de MaFe y el primer reencuentro de toda la familia en una celebración, si se recuerda que hace un año yo me encontraba en Colombia.

Por eso esta fiesta debía ser lo bastante especial como para que MaFe no la olvidara en mucho tiempo, lo que esperamos haber logrado.

Así que en medio de los afanes y las carreras de cada día, debíamos ir planeando poco a poco los detalles de la fiesta, que debía ser antes del 11 de octubre, la fecha oficial del cumpleaños de MaFe. Como este día caía lunes y por consiguiente era día de trabajo, debíamos programarla para el fin de semana. Entonces decidimos que fuera el sábado 9 en horas de la tarde.

Poco a poco fuimos comprando los detalles que al final decidimos que fueran con los colores y las imágenes de los Bakyardigans, esos dibujos animados que a MaFe le han gustado desde siempre y que son los más comunes en las tiendas de piñatas. Después seleccionamos el regalito y al final de todo los pasabocas.

Pero faltaba un pequeño detalle y quizás el que sería el centro de la fiesta.

Queríamos que en medio de la celebración entrara una de esas figuras regordetas de las caricaturas que a MaFe tanto gustan y que cantara algunas canciones infantiles. Que bailara con los pequeños asistentes y que al final le entregara el regalito a MaFe y se despidiera como uno más de los invitados.

Pues bien, nos pusimos a la tarea de conseguir el disfraz, cosa que no fue muy fácil porque en Medellín la oferta de éstos parece escasa.

Hice una larga lista con varias de las tiendas que alquilan disfraces de este tipo en la ciudad y empecé a llamar para consultar su catálogo. Para mi sorpresa, los Bakyardigans no figuraban en sus listas de disfraces para adultos y debía conformarme con algún otro. El problema es que algunos de ellos, según pude ver en la web, eran disfraces un poco deformes que más bien parecían una mala copia de los originales.

Luego de hacer muchas llamadas, logré acomodarme con un Barney que a pesar de todo, era el que más parecido tenía como el original.

Como es la vida, tantas veces que los adultos hablamos mal de estos personajes y termina uno convertido en uno de ellos, animando la fiesta infantil de sus hijos. Cuantas veces que había despotricado de ese tal Barney con el viejo cuento de que es “el hermanito gay de Godzilla”, para terminar, aquella tarde, convertido en ese famoso dinosaurio con el que ha crecido más de una generación.

Para ello debía amarrarme dos grandes almohadones en la panza y en el trasero, pues el peluche ese que debía ponerme no traía tal indumentaria, aunque sí el espacio para acomodar los rellenos. Luego debía forrarme en la piel de peluche, ponerme sus zapatos violeta y los guantes, y por último su cabeza de mastodonte que aumentaba mi temperatura corporal a unos 40 grados. En realidad era un calor como de infierno, que debes soportar con buen ánimo para que todo salga bien.

Doña Aidé, una vecina de los abuelos, me facilitó su casa para ubicar el disfraz y cambiarme rápidamente, mientras MaFe disfrutaba de las canciones infantiles al lado de sus primas.

Entonces aproveché para salir desapercibido y comenzar a ponerme ese disfraz que me pondría a sudar por unos diez minutos.

Luego de cinco minutos yo ya era Barney y fingía sus movimientos. Observaba mi cuerpo por entre la malla de su boca, que era el único espacio por donde podía ver y respirar y trataba de ajustar algunos detalles para no quedar en evidencia y que MaFe supiera que era yo el que estaba detrás de esta cosa. Ahora solo faltaba llegar al lugar de la celebración.

Abrí la puerta, caminé unos diez pasos y ya me encontraba en casa de los abuelos. Quiero decir, Barney. Empecé a mover las manos y de repente escuché que todos gritaron a una sola voz: ¡Holaaaa Barneyyyy!

Caminé por toda la sala con mucho cuidado para no tropezarme y menos acercarme a MaFe, no vaya a ser que le diera miedo y comenzara a llorar. Mientras tanto en la grabadora se escuchaba una de las canciones de Barney…

Todos reían y aplaudían al lado de MaFe, que no dejaba de mirarme con una expresión de felicidad y sorpresa. Yo, mientras tanto, sudaba pero no dejaba de moverme y seguir el ritmo de la música mientras bailaba con los demás niños y posaba para las fotos. MaFe seguía observando. Y yo sudando.

Pasaron no menos de diez minutos y todos reían a carcajadas, hasta que ingresé a unos de los cuartos para sacar el regalito que teníamos para MaFe y que Barney se lo entregara personalmente. Hacía parte del plan: que Barney le diera el detalle para que MaFe nunca lo olvidara. Hasta hoy MaFe dice que fue Barney el que le regaló la “motoneta”.

Sin más que hacer en la fiesta, Barney intentó abrir la puerta con sus manotas pero la piel de peluche de sus manos se lo impidió. Quería hacer un escape al mejor estilo de los súper héroes enmascarados pero la reja de metal lo obligaba a esperar y a pedir el favor para que alguien le abriera. Después de eso salió a las carreras y MaFe quedó preguntando por él.

Luego de eso la fiesta continuó, cantamos el happy birthday,  partimos la torta y los niños empezaron a tirar aleluyas por doquier. Y Barney terminó empacado en una bolsa de basura, antes de volver a salir a escena un día después. Pero esta vez sería su madre la que estaría dentro de él.

Anuncios

»

  1. qué felicidad!!..2 años de Mafe!!..enhorabuena mis dulces amigos por hacer de la vida de esta niña risas y sonrisas…bien hecho!!..un beso

      • Que bonita historia , lo importante que Mafer estuvo feliz y no se dio por enterada que papá estaba dentro, padre solo hay uno
        Abrazos a los 3-

      • Doris, te mandamos un abrazo. Muchas gracias por el mensaje!!

  2. Feliz cumple, Mafe!!!!
    Qué este nuevo añito te siga convirtiendo en una personita feliz y disfrutes mucho con tus papás!!
    Un abrazo grande grande como el de Barney (que sí es gay pero eso a ti no te molesta, no?)
    Besos.

  3. Que lindo recuerdo y que buena anecdota tambien … alli va una demostracion del inmenso amor que nos tienen nuestros padres! …
    Feliz Cumpleaños a Mafe y felicitaciones a los papis por su esfuerzo!!!

  4. 🙂

    PD: El papá de MaFe no tiene nada contra los gays. Los respeta como a todas las personas. Es solo un dicho popular que se dice cuando se hace referencia a Barney, pero nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s