El sexo de Rambito…

Estándar

Ayer era el gran día. Las expectativas estaban puestas en mí y en mi gran confesión. 22 de mayo, recuerden bien. Mamá se levantó temprano, bueno, eso es un decir. Papá también hizo lo mismo. La cita estaba programada para las nueve de la mañana en aquella clínica del centro de Lima.

Después del saludo de la ginecóloga nos sentamos con ella en su consultorio. Ella le preguntó a mi mamá que cómo se sentía, cómo evolucionaba su barriga, qué síntomas tenía. Mamá le contaba que todo estaba bien, aparte de algunos dolores de cabeza que había tenido en la última semana. Entonces la ginecóloga anotó unos datos en su ficha y pasó con mi mamá y mi papá al otro lado del consultorio. Allí le tomó el peso: ¡Dos kilos de aumento en un mes!, se preocupó la doctora, pero no hay problema, es cuestión de mejorar la alimentación y, eso sí, eliminar las gaseosas y la comida chatarra, le dijo.

La ginecóloga le pidió a mi mamá que se recostara en la camilla. Mamá lo hizo y al instante, luego de levantarse un poco su blusa, ese extraño aparato que me fisgonea empezó a enviar las primeras imágenes a un pequeño televisor en blanco y negro. Papá y mamá se alegraron al verme de nuevo, miraban mi cabeza, mi columna, mis manos, mis huesitos y hasta mis pies. ¨Todo está muy bien¨, aclaró la doctora.

Seguían mirando porque en realidad su interés era otro, claro, estaba más allá de mi cabeza, de mis manos, de mi barriguita y de mis piernas, es decir, más escondido. Estaban buscando una señal que les diera la pista exacta sobre mi sexo.

La ginecóloga movía su aparatito por uno y otro lado y nada, daba vueltas con esa extraña camarita sobre mi cuerpo y nada. Yo les tapaba toda la visión y, además, cerraba las piernas. No quise dejarlos ver y al final, no vieron nada…

Se quedaron con las ganas de conocer mi sexo, mi verdadero sexo y por tanto de empezar a asegurar mi nombre y de una vez por todas quitarme ese apodo de encima, je, je, je.

Ahora tendrán que esperar hasta el 20 de junio, cuando será la próxima ecografía, para saber de una buena vez lo que todos quieren saber y yo ya sé. 

 

 

 

Anuncios

»

  1. Hijito(a) lindo(a): ayer pusiste a prueba mi paciencia, en realidad hiciste visible mi impaciencia 😦 me moría por saber si eras mujer u hombre y me dejaste con los crespos hechos. Supongo que es una señal para aprender a ser más paciente en la vida. Tu papito ya me lo ha dicho varias veces 😦 Además, lo importante es saber que estás creciendo sanito(a).
    Un besito grande, todo mi amor para tí y….
    ¡¡¡¡¡¡¡DÉJATE VER LA SIGUIENTE VEZ!!!!!!!! jeje
    (aprender a ser paciente no es fácil)

  2. Paciencia mami, ya pronto se sabrá. Lo máximo que se esperarría es hasta el 16 de octubre de 2008. Pero ya casi… Muaaaaaaaa. Yo también te amo mucho.
    rambito oculto.

  3. Cómo vas creciendo dentro de la barriga de tu mami!!!…Ella me ha dicho que ya no se abotona el pantalon porque ya no hay boton para su barriga, ja, ja!! y me ha mostrado que tiene un Pin (broche) de la PUCP que trata de abrochar los centimetros de más de la cintura de su pantalón, ja,ja… Los cambios en el cuerpo de tu mami son inevitables y asombrosos por cierto. Y tu ahí dentro moviendote como todo un niño juguetón. Ay mi niño (porque yo creo que vas a ser un machazo!) Ya eres muy picarón y travieso desde ahora, me cuentan que no dejaste ver tu sexo, ja, ja…muy buena estrategia para conocer la paciencia de tus padres..Y bueno, yo te espero con la paciencia de una buena tía que tiene 3 sobrinos con quienes juega mucho..
    y sigue absorbiendo todo lo que coma tu mamá, pero prometeme que no vas a dejarla sin calcio para que no sea chimuelona tan joven ya? ;-). Tu tía Ma

  4. Por favor, pido a los padres creyentes y devotos de Rambito que censuren inmediatamente las siguientes palabras de este texto:

    1. Sexo

    Gracias.

    ______________________________

    Jejejej, Crisis! Justo lo acabo de leer, lo que me estabas contando ayer! Que caprichoso Rambit(o)(a)!!! Si ya es así desde ahorita imaginate cuando tenga 14 y este enseñando la huaraca a todas las chicas que pasan por ahí “Soy Rambo y te quiero mataaaar”.

    Jajajajjaa.

    Un abrazo a los dos, bueno, a los tres!!!!

    Jorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s