Preparándome para el Día de la Madre

Estándar

Rambito: -Papá, una duda me acompaña durante estos últimos días.

Papá: -Dime Rambito. Qué pasa. Si yo te he notado muy tranquilo todo este tiempo. A veces hasta creo que no estás porque no te mueves nadita.

Rambito: -Sí, pero es que este domingo es el Día de la Madre y no sé que le puedo regalar a mi mamá. Soy muy chiquito aún y no se que le puede gustar a ella.

Papá: -No te preocupes mi niño. Yo por ejemplo le voy a regalar una olla multiusos para la cocina… (je, je, je). Mentiras, yo tengo una sorpresa para ella.

Rambito: – Igual no respondes a mi pregunta papá.

Papá: – No te preocupes hijo, yo sé muy bien lo que tu mamá quiere de ti y te lo puedo decir en estas palabras: primero, que te desarrolles muy bien en su estomaguito; segundo, que nazcas sanito y, tercero, que seas un niño bueno. Yo creo que con eso la harás muy feliz durante muchos años. Y no tienes que regalarle muchas cosas materiales.

Rambito: -Gracias papá. Yo sé que así va a ser. Nos vemos entonces en octubre.

Papá: -Gracias Rambito, sigue muy juicioso en la panza de tu mami, que aquí te esperamos sanito. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s