Los tres meses de Rambito

Estándar

 

Ya han pasado tres meses desde mi gestación, tres meses en los que, sin querer, les he trastornado a mis papás el sueño, la sensibilidad y el genio.

A veces me hago sentir en la barriguita de mamá y paso de lado a lado como alien en película gringa. El otro día mi mamá se despertó y tenía una especie de malformación en su barriguita, como si se hubiera comido la cabeza de un pescado. Pero la verdad, no me he hecho notar mucho. Mamá a veces se pregunta por qué yo no me muevo y no hago bulla, pero es normal según cuentan algunos tíos.

Bueno, papá aún no sale de su estado de shock y sigue contando la noticia a todos sus amigos. Unos gritan, otros lloran (al menos eso le cuentan), otros le dan consejos y le dicen que haga esto y lo otro. Ellos siguen al pie de la letra todas sus recomendaciones.

En pocos días mamá se hará de nuevo una ecografía y entonces se darán cuenta de mi estado de desarrollo. Además les voy a revelar la gran noticia de mi sexo. Tal vez desde ese día deban cambiarle el nombre a mi blog.

Mientras tanto sigo en la barriguita, tan calientita, tan acogedora, tan amorosa. Mientras tanto dejo que todos especulen sobre mi sexo, mi forma y mi estado. Ya se sabrá pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s